La Falla Fulminante del Hígado, ¿Qué la Produce?

Esta enfermedad, cuando ocurre, realmente es una catástrofe para quien la presenta, y muchas veces, a pesar del tratamiento adecuado, la mortalidad es muy elevada.

Primero es muy importante saber y entender todo lo relacionado con esta glándula fascintante: el Hígado. Se trata de un órgano vital, una persona puede vivir sin riñones, pero no puede vivir sin Hígado, es una glándula sólida, que pesa 1.5 kgs en promedio, localizado mayormente bajo las costillas derechas pero extendiéndose prácticamente por todo el abdomen alto hasta las costillas izquierdas, tiene muchísimas funciones pero de las mas importantes son: producción de las sustancias que generan la coagulación de la sangre, destoxificación de la sangre, producción de proteínas, filtro de sangre, entre muchas otras.

El Hígado puede afectarse por diversas maneras, ya sea por la ingesta de sustancias nocivas, infecciones virales, comentaré las mas frecuentes: ingesta de medicamentos como el paracetamol, infección del virus de Hepatitis A (VHA), virus de Hepatitis B (VHB), algunos anestésicos como el Halotane, comidas que contienen aflatoxinas como cierto tipo de Hongos (zetas), algunos suplementos alimenticios, terapias de aplicación de extractos de plantas, embarazo, drogas, entre otros.

Cuando el Hígado se inflama, se le llama Hepatitis, muchos de nosotros hemos padecido Hepatitis donde el Hígado se inflama, los exámenes de laboratorio están alterados sin embargo no produce destrucción masiva del Hígado, y casi siempre el paciente se recupera de forma total.

Sin embargo, en la Hepatitis Fulminante, el paciente sufre una destrucción progresiva total del Hígado, se pone amarillo (ictericia) y en los siguientes días se agrega alteraciones neurológicas, irritabilidad, somnolencia, letargo, temblor, verborrea incomprensible, dificultad para respirar, todo esto se llama Encefalopatía Hepática, además se alteran las pruebas de la coagulación, el paciente es susceptible de sangrar de forma espontanea de todas partes, fosas nasales, boca, estómago, recto, moretones espontaneos. Esta situación es muy delicada para el paciente, se requiere que el paciente se ingrese de inmediato a un cubículo de Cuidados Intensivos, muy probablemente requerirá intubación ventilatoria.

En muchas ocasiones se detecta a un paciente con datos de falla hepática y es enviado a UCI, ahí se le realizan estudios encontrando que el paciente ya tenía una Cirrosis Hepática y lo que ahora presenta es una descompensación aguda de un problema cirrótico hepático crónico, en estos casos no se realiza Trasplante Hepático de urgencia. Cuando un paciente es diagnosticado con Hepatitis Fulminante, mas del 90% morirán si no se trasplantan de Hígado de forma urgente. El Trasplante Hepático para esta enfermedad no deja de ser de alto riesgo ya que el paciente se encuentra muy afectado por la enfermedad aguda. Se trata de un insulto severo a un Hígado que previamente se encontraba normal, sin ninguna afectación.

Cuando un paciente es diagnosticado con Hepatitis Fulminante debe encontrarse, y si no, trasladarse a un Centro Hospitalario que cuente con el Programa de Trasplante de Hígado.

El médico a cargo del paciente convoca a Junta urgente del Comité de Trasplante de Hígado de Hospital para presentar el caso, en caso de que se acepte como tal por el Comité, será necesario colocar al paciente en lista de espera urgente de Trasplante Hepático, se llama «Urgencia Nacional» o «Urgencia 0», esto quiere decir que se boletina a nivel nacional el caso de la Hepatitis Fulminante y, a partir de ese momento, el primer órgano hepático que se esté poniendo a consideración para donación a nivel nacional, iría dirigido a este paciente, brincando asi todas las listas de espera.

En España, la tasa de Donación es de 34 donaciones por millón de habitantes (la mas alta del mundo), mientras que en Méjico es de 4 donaciones por millón de habitantes, esto quiere decir que, mientras en España, la espera de un Hígado en urgencia 0 es de 1.5 días, en Méjico puede llegar a ser de hasta 7 días para obtener un Hígado. En el caso de los pacientes con Hepatitis Fulminante, el tiempo para obtener un órgano y trasplantarlo es vital, y lo que muchas veces ocurre es que algunos pacientes que están esperando un Hígado donado, fallecen en la espera o no son ya candidatos a recibir el Hígado donado cuando este llega, debido a que ya presentan daños irreversibles, sobre todo neurológicos que imposibilitan o hacen no viable un trasplante hepático en esas circunstancias.

El escenario ideal, cuando tengo un paciente con Hepatitis Fulminante, ya puesto en Urgencia Nacional es que se produzca una Donación en las siguientes horas para alcanzar a trasplantar al paciente cuando aún tiene el resto de las funciones vitales íntegras.

Cuando un paciente con Hepatitis Fulminante se llega a trasplantar, sigue teniendo posibilidades de que las cosas no vayan bien y termine falleciendo, sin embargo, estadísticamente, las posibilidades de sobrevida con trasplante son mayores que si no se trasplantase, es decir, si no se trasplanta, hay mas de un 90% de posibilidades de morir que si se trasplantase con un 30-40% posiblidades de morir.

En otras palabras, es raro el paciente que sobrevive a la Hepatitis Fulminante sin Trasplante (menos de 10%).

La causa mas frecuente de suicidio en Inglaterra es la ingesta voluntaria de grandes dosis de Paracetamol, lo que produce es una Hepatitis Fulminante.

En mi experiencia, me ha tocado trasplantar de forma urgente a algunos pacientes, niños y adultos, y aproximadamente 50% están vivos, y que sin el trasplante, talves los que ahora siguen vivos y relativamente sanos, hubiesen muerto.

De forma preventiva, cuidado con la ingesta de mas de 2 gramos diarios de paracetamol, también cuidado de ingerir suplementos alimenticios dietéticos no del todo autorizados por Salubridad, cuidado de consumir alimentos como cierto tipo de zetas, cabe mencionar que hasta cerca del 50% de los casos de pacientes con Hepatitis Fulminante se desconoce la causa que la produjo, a pesar de todos los estudios y exámenes realizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *